28 de mayo de 2013


El Congreso aprueba subvencionar menús
 
 y gin tonics baratos en su cafetería

 
 
 
 
Los clientes del restaurante del Congreso se encuentran con precios más baratos que los que fija el libre mercado fuera de sus instalaciones, a escasos metros. Y no solo por la comida. Un gin-tonic de una marca comercial no podrá costar más de 3,45 euros, ni un cubalibre más de 3,40. La diferencia con el precio de mercado se cubre con fondos públicos.
La comparación con el precio de mercado en la zona de Madrid en la que se encuentra el Congreso de los Diputados no se sostiene. De esa manera, el erario público subvenciona el coste de las comidas y bebidas de sus señorías, periodistas y visitantes que realicen consumiciones en la cafetería de la Cámara Baja.

El acuerdo publicado por el Boletín Oficial de las Cortes Generales el pasado viernes, que será efectivo a partir del próximo mes de noviembre, no sólo establece el precio máximo que la firma adjudicataria podrá cobrar por los servicios de restauración habituales, sino que también decreta que un gin-tonic Larios no podrá costar más de 3,45 euros ni un cubalibre, más de 3,40. ¿Y la diferencia con el precio de mercado? Parece que se cubrirá con fondos públicos.
Los precios aparecen en el pliego de condiciones con las tarifas que deberá respetar la cafetería del Congreso durante la vigencia del contrato. Y como ejemplo puede servir el coste del menús del día - 9 euros; un café - 0,85 euros o una ración de anchoas - 4,45.
¿Y las bebidas alcohólicas? La cuestión es paradójica puesto que en pocos lugares de trabajo, quienes allí desempeñan su labor puede consumir bebidas espirituosas. En el Congreso sí. Y a bajo precio: Además del gin-tonic y el cubalibre, el pliego de condiciones concreta lo que pagarán los diputados por un whisky DYC Reserva 8 años - 4,20 euros; escocés reserva - 9,90 euros o un ron Habana Club 7 años - 5,65 euros.  ¿Y con Cola? Un whisky con refresco valdrá en el Congreso 5,35 euros.
Así, un menú del día de autoservicio compuesto por primer plato, segundo plato y postre, o dos primeros platos y postre, cuesta 9 euros; si el cliente opta por el menú del día de restaurante, deberá abonar 13,40 euros. El precio de los desayunos oscila entre los 1,05 y los 2,10 euros, dependiendo si se escoge el 1º - "leche o café o infusiones o chocolate o leche con cacao", será por opciones, con "tostada o barrita plancha o bollería básica o 4 churros o 3 porras", el 2º - "leche o café", etcétera, más "barrita tostada con aceite y tomate natural o bollería básica plancha o tortel, palmera o bizcocho o cereales o pieza de fruta" o el 3º -"leche o café", y así, más "pincho de tortilla o pulguita variada". Si el cliente prefiere "desayunos de trabajo y similares", tiene que apoquinar un poco más, hasta 16,70 si opta por el número 4º - que cuenta con canapés, croquetas, vino blanco o cerveza.
Increíble pero cierto....lo del congreso, es acojonante, que tengamos que subvencionar las comidas las copas y los puros de los señores diputados. Aunque no debemos ir tan lejos, para ver un atraco al contribuyente tan claro....basta con cruzar la calle y acercarse a cualquier consejería, diputación, hospital, para ver la misma situación. Porque debemos los contribuyentes subvencionar los desayunos, las comidas, las meriendas y para colmo las copas.
JClemente