16 de enero de 2013

 
 
Democracia directa el antes y el después
 
 
 
 

 
La democracia comenzó en la Antigua, específicamente en Atenas del siglo V antes de Cristo, el siglo de Pericles. Por ello se le denomina frecuentemente como democracia ateniense. Tuvo una vida relativamente prolongada en comparación con las democracias liberales actuales, pues puede hablarse de la era democrática en Atenas desde las reformas de Clístenes alrededor de 510 antes de Cristo hasta la supresión de las instituciones democráticas a causa de la hegemonía macedonia en 322 antes de Cristo.

En aquellos años en Grecia existía el llamado Ho boulomenos, que significa “cualquier persona que lo desee”. Esta expresión denotaba el derecho de los ciudadanos de tomar la iniciativa: para hablar en la Asamblea, para iniciar un juicio público (que pudiera afectar a toda la comunidad política), para proponer una ley ante los legisladores o para proponer sugerencias al Consejo.

 
 

El grado de participación de los ciudadanos oscilaba enormemente, desde no hacer prácticamente nada hasta algo similar a una ocupación a tiempo completo. Pero incluso para el ciudadano más activo, la base formal de su actividad política era la invitación que todos tenían a participar (cada ciudadano libre, ateniense y varón) resumida por la frase “cualquiera que lo desee”. Había entonces tres funciones básicas: los funcionarios organizaban y llevaban a cabo los protocolos administrativos; el Ho boulomenos era el iniciador y el ponente; y finalmente la gente, reunida en la Asamblea o en un tribunal, tomaba las decisiones, entre sí o no, o entre las alternativas en cada caso.
Esto es la democracia directa llamada también democracia pura y de tipo asambleario, esto es una forma de democracia  en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo en una asamblea. Dependiendo de las atribuciones de esta asamblea, la ciudadanía podría aprobar o derogar leyes, así como elegir o destituir a los funcionarios públicos.


Esto es el pasado, pero debemos tomar nota y aprender de ello.

El futuro: Democracia directa electrónica o

 Democracia directa digital.
La democracia directa electrónica es una forma de democracia directa en la cual Internet y otras tecnologías de comunicación electrónica se usan para mejorar la burocracia  involucrada con los referendos, registrando electrónicamente los votos. Muchos partidarios piensan que también se pueden incluir en esta noción las mejoras tecnológicas al proceso deliberativo, o incluso a la gestión de gobierno para acercarla a los ciudadanos.

Según el concepto de aplicación moderada de la tecnología a la democracia directa, los ciudadanos tendrían el derecho de votar en asuntos legislativos ante el  parlamento o el  congreso, escribir nuevos proyectos legislativos y revocar representantes en cualquier etapa.

 

Un ejemplo contemporáneo que toma un acercamiento evolucionario a la Democracia Directa Electrónica es aquel en el que los representantes conducen referendos independientemente usando  Internet  u otras tecnologías de la comunicación. Este paso potencial hacia la democracia directa electrónica no requiere cambios constitucionales ya que simplemente refuerza la relación entre el elector  y el elegido. El extremo sería aquel en el cual los representantes electos del pueblo en un parlamento o en un gobierno se limitasen a trasmitir a los ciudadanos aquellos proyectos que se proponen a su decisión, y hacer efectivos después los resultados de esos referendos electrónicos.

Ross Perot fue por un tiempo un prominente defensor de la Democracia Directa Electrónica cuando propuso Ayuntamientos Electrónicos durante sus campañas presidenciales de 19920y01996  en los  Estados Unidos. Este concepto ha sido recuperado por otros movimientos en diversos lugares del mundo en la actualidad gracias a las posibilidades de Internet.

La democracia directa electrónica como sistema no ha sido implementada totalmente en ningún lugar del mundo aunque Suiza, ya gobernada parcialmente por democracia directa, se mueve en dirección a dicho sistema.
 

Wikigobierno es una plataforma en línea e interactiva que permite a ciudadanos registrados criticar, proponer y votar cualquier decisión a tomar por el gobierno, en términos de párrafos de decretos u otros documentos.
Una variante de la democracia  digital  es la wikidemocracia. El nombre implica un gobierno con una legislatura cuyo códice de leyes es una  wiki  editable. De hecho, este tipo de sistema interactivo para el debate político ha sido defendido por J. Manuel Feliz-Teixeira como un tipo de gobierno viable actualmente. Él prevé un wiki-sistema en el que habría tres pilares: legislativo, ejecutivo y judicial, para que todos los ciudadanos puedan tener una voz con acceso gratuito a un wiki y una identificación personal   (DNIe)  para reformar continuamente las políticas hasta que son votadas.
J.Clemente