24 de mayo de 2013


Las multinacionales se saltan sus obligaciones fiscales en países desarrollados

 Bruselas presentará este año reglas para acabar con el ‘modelo Apple’

 “Apple Inc. ha utilizado una compleja red de entidades offshore (incluyendo tres filiales en el extranjero que los senadores afirman que no pagan impuestos en ninguna nación) para evitar el pago de miles de millones de dólares en impuestos.

“Luxemburgo es uno de los países del mundo más opacos en cuanto a secreto bancario”,

Allí es donde multinacionales como Apple, Amazon, Google o Starbucks se valen de la ingeniería fiscal para pagar cantidades ridículas pese a sus ingresos milmillonarios.

Porque si la empresa que se ha hecho de oro a base de iPods, iPhones y iPads decide trasladar su domicilio fiscal a Irlanda es porque este país grava a las empresas solo con un 12%.... y llega a acuerdos particulares para reducir aún más este tipo en casos como el de Apple.

Impulsar el intercambio de información bancaria y para prevenir la denominada “planificación fiscal agresiva y la deslocalización de beneficios”, es decir, las prácticas que permiten a Apple pagar el 2% —o incluso menos— de sus 74.000 millones de dólares (más de 57.000 millones de euros) de ingresos.
El intercambio de información automática se hará con otros países de fuera de la UE como Suiza, Mónaco, Andorra, San Marino y Liechtenstein. El temor de Luxemburgo y de Austria es que si estos países no se unían a la lista los clientes de sus muy secretistas sistemas financieros se mudaran a otros territorios donde toda su información siguiera siendo confidencial. La novedad que traerá la nueva directiva es que afectará a todos los rendimientos obtenidos, incluidos aquellos que vengan de instrumentos que se suelen usar para pagar menos impuestos como las Sicav.

En España casi no pagan las empresas tecnológicas como Apple, Microsoft o Google que cometen de forma recurrente fraude fiscal, evasión de impuestos e ingeniería fiscal mediante el uso de empresas pantalla en estados con una fiscalidad inferior a la de España.

Mientras las familias trabajadoras españolas que pagan sus impuestos religiosamente no entienden cómo las lagunas fiscales permiten a e estas compañías no pagar impuestos ni en España ni en el extranjero.