20 de septiembre de 2013

La corrupción y el paro están destruyendo España
 

Por lo tanto pienso que quizás si se implantaran algunas de estas ideas quizás se mejoraría en algún sentido.

1º: Hacer leyes severas contra la corrupción, y los ciudadanos deberíamos denunciar todos aquellos abusos de los que tengamos conocimiento.

2º: Mimar a los ciudadanos que aporten energía e ideas a la nación, crear plataformas abiertas y colaborativas, aprovechar la valiosa inteligencia colectiva, de esa forma los políticos lo tendrán más crudo para hacer fechorías.

3º:  Fomentar la participación activa de los ciudadanos, esto nos lleva a pasar de un esquema de pensamiento lineal y unidireccional regido por la clase política corrupta que tenemos, a otro descentralizado, interdependiente y multidireccional, y  esta mudanza supone a su vez el pasaje de una lógica de relaciones competitivas y excluyentes a otra de vínculos colaborativos e inclusivos.

4º: Solo se presentaran las personas mejor preparadas y más capaces para ocupar los puestos de gestión de la nación, para ir a la luna se hace una gran selección entre la gente más capaz y mejor preparada para la misión que se les va a encomendar, gobernar España es una gran misión, elijamos a los mejores gestores, a los que hayan demostrado su valía, no a charlatanes de feria

5º: El que opte a la presidencia tiene que destacar por su coraje, aptitud y su resolución, y haber demostrado antes sus actitudes, un buen Presidente no tiene que tener amigos en la administración, un buen Presidente tiene que concéntrese exclusivamente en gestionar bien para todos los españoles, y aplicar nuevas iniciativas para solucionar los problemas que ya existen y los que vendrán.

6º: El gobierno tiene que  garantizar a los individuos la conservación de lo que les pertenece y hacer una justa distribución de la riqueza, lograr el máximo bienestar para el máximo número de ciudadanos y llegar a la igualdad, pero teniendo en cuenta que la igualdad no significa que todos los miembros tengan la misma cantidad de dinero y posesiones, si no que todos los ciudadanos sean igualmente libres para gestionar su vida, también evitar la mayor cantidad de dolor y daño para el mayor numero de personas.
 
7º: El gobierno tiene que ser flexible en las negociaciones con los ciudadanos y llegar a acuerdos que sean justos para la mayoría de ellos.
8º: Los gobernantes no deben de ser orgullosos y tercos, no deben creer que están en posesión de toda la verdad, tienen que investigar qué es lo que opinan los demás y si encuentra una idea mejor que la suya, cambiar.

9º: El gobierno tiene que ser justo,  debe fundarse en un sistema de supervisión y equilibrio

10º: Los gobernantes tiene que hacer  leyes, que sean claras, con normas rectas y congruente con las normas, que sean aplicables a todos sin excepciones, inmutable y perdurable con los tiempos, leyes que nos lleven y nos obliguen a cumplir con nuestros deberes, leyes que nos amparen firmemente de las lacras que por desgracia genera esta nación, leyes que con sus dictados y con sus prohibiciones nos ayuden a tener una sociedad mejor y más justa.

 
Pretender conseguir un sistema perfecto es una mera utopía, quizás ni eso, yo creo que es más bien llanamente imposible.

He leído sobre el anarquismo, el comunismo, el capitalismo, el totalitarismo… Y estoy de acuerdo con todos ellos y con ninguno.

Las normas y los valores morales son una creación, no un descubrimiento, por lo que están atadas al cambio.

Resumiendo, para buscar un sistema perfecto, primero tendríamos que encontrar los objetivos de la vida, pero estos cambian según cada persona, así que he llegado a un callejón sin salida.

El sistema perfecto no existe, así que muévete por tus conveniencias, ideales o lo que creas más correcto, pero muévete tú, no dejes que te muevan.
 
JClemente.