10 de octubre de 2013


Los bustos parlantes

 

La atracción sexual  puede ser potenciada por elementos tales como la vestimenta (pechos al aire), los olores, forma de moverse... Según los resultados actuales, existen componentes genéticos, psicológicos y culturales, entre otros, tanto en los estímulos que generan atracción física y sexual como en las respuestas manifiestas de atracción.

Yo ya tengo un lio tremendo.

Las grandes marcas de publicidad  utilizan frecuentemente las tetas de las féminas como reclamo  para vender más, esto acarrea una serie de protestas por parte de organizaciones feministas, pero por que se empieza vislumbrar,  ahora las mismas feministas utilizan las mismas tetas para vender sus ideas intelectuales y políticas.

A mí me gustaban y me siguen gustado ver las tetas de las mujeres, pero empiezo a tener un gran problema, cuando miro la tetas a una mujer ya no sé si son,  intocables como en la época de mi juventud ya que en aquellos tiempos eran como las vacas sagradas en la india, o si son  mamas par los niños, o tetas de veneración para los hombres,  
o reclamo de publicidad .

 ¿Mi reflexión  de ahora es?

 ¿Me pregunto?

¿Esas mismas tetas son la que ahora revindican  derechos?

¿Esas mismas tetas so la que nos llamaban y nos  llaman machistas?

¡Eso si yo no entiendo nada de tetas que hacen política!

¿Tendremos que enseñar los hombres los cojones para hacer política?

Por el contrario,  las personas tanto la hembra  como el macho  expondremos nuestras ideas por nuestro coeficiente intelectual  y no por tener unas buenas  tetas o unos cojones más grandes.


Ya el siglo VII las mujeres Asturianas reclamaban con sus encantos el derecho a la libertad, así que no vengan estas dándose de progres:

En el año  783, Mauregato toma el trono asturiano con la ayuda de  Abderramán I, con quien se compromete al pago del tributo de cien doncellas por su colaboración.  Así fue como quedo instaurado el tributo de las 100 doncellas. A la muerte de Mauregato  se dejó de entregar el tributo de las 100 doncellas y se empezó a pagar en dinero.

Pero El Rey Ramiro I es débil y Abderramán II ha vuelto a exigir el tributo.

Cuando van caminando las doncellas escoltadas por los soldados del rey para ser entregadas a Abderramán II, para reclamar su honor de pronto una de ellas (la hija del rey) se quita la ropa quedándose desnuda, las demás doncellas la imitan. Los soldados las miran asombrados les gritan que se vistan. Ellas sin obedecerles siguen andando desnudas.

Avanzan a lo largo del puente donde van a ser entregadas a los guerreros moros. Cuando llegan a la altura de estos, la hija ordena en voz alta a la las doncellas "Vistámonos que estamos ante hombres" Las doncellas se visten, ante la mirada cada vez más asombrada de los soldados cristianos y guerreros moros. La hija sigue hablando "Entre mujeres no nos da vergüenza estar desnudas, pero ante hombres tenemos que ser recatadas y pudorosas". Entonces los soldados cristianos heridos en su orgullo y avergonzados, se lanzaron con toda su rabia contra los guerreros moros. Después de una larga y dura batalla, los soldados cristianos victoriosos liberaron a las doncellas.


 


 
JClemente